martes, 29 de marzo de 2011

7 de abril, nuevo encuentro de "Este jueves poesía en la Universidad"

El jueves 7 de abril a las 19.30h.en la Sala de Juntas de la Facultad de Filosofía y Letras de Zaragoza una nueva entrega de "Este jueves poesía en la Universidad" con las poetas Marta Navarro y Sara Toro. Moderará el evento Marina Barrio. Después, como siempre, seguremos el recital en el Pub Candy Wharhol sobre las 22.30.


Marta Navarro García. Zaragoza. Publicaciones: “Ocho islas y un invierno” (El Desembarco, Sevilla, 2008) y “La victoria del Heno” Premio de Poesía “Victoria Kent”, (Fundación “Victoria Kent de Cádiz”), Málaga, 2007). Accésit con “La espalda del viento” Premio de Poesía “Gabriel y Galán” en 2005. Libros colectivos: “Poesía Amorosa” (Certamen Internacional de Poesía Amorosa del Círculo de Bellas Artes de Palma de Mallorca año 2003 y 2004).“Con buenas palabras” “Jirones de Azul”, Sevilla, 2006). “José Antonio Labordeta: creación, compromiso, memoria” (Rolde de Estudios Aragoneses, Zaragoza, 2008).“I Encuentro de poetas hispanomarroquí” (Tetuán-Sevilla, 2010). “Voyeur. Literatura y erotismo”, (Ediciones del Viento, 2010). “I Encuentro de poetas hispanomarroquí” (Tetuán-Sevilla, 2010) YIN, “Antología de poetas aragonesas” de la editorial Olifante. Colaboraciones: Revista de Cultura Aragonesa “Rolde”, revistas digitales “Espacio Luke”, “El Cronista de la Red” y “Narrativas Literarias”. Colaboro en la revista “PIKARA” y en Canal Cultura de Diario Aragonés. Autora de letras de canciones para los grupos de rock Anima mundi y Nadie. Editora del blog cultural Entrenómadas.





Poemas:




Días sin usar

Duermen los peces bajo el asfalto gris de la memoria. Sólo el jardín de Gary conoce los secretos de aquel invierno en el que tú te convertiste en viento y yo en agua. Los amigos nos buscaron en valles oscuros, en playas desiertas, en lugares lejanos. Pero los dos dormíamos, como los peces, bajo el asfalto gris de la memoria, cerca de donde crecen las manzanas azules y los días sin usar. Y, si nunca existimos, por qué se empeñan en recordarnos, en buscarnos.




(De Otoño y cien caballos dormidos)




-------------------------------------------------




Para Franco Battiato “IL VUOTO”




Soy el abismo que huye a tierra firme,


una isla perdida en busca de océanos y náufragos,


el tiempo que se observa en las heridas de un reloj.


Me transformo,


me disuelvo, soy tigre, soy agua, soy el vacío.



(Ocho islas y un invierno)




-------------------------------------




Hotel Lanchesmer



El hotel Lanchesmer siempre decide
quién puede dormitar en sus habitaciones
y quién no debe acceder más allá del hall.

Hay mujeres que sueñan con perderse
entre las sábanas de la 222.
Dicen que en su cama de terciopelo líquido
el punto G se ilumina como un neón hambriento
devorando de placer a los amantes
y que sus gemidos se contagian a otras habitaciones
hasta estallar en un agudo capaz de dejar
ronca a la mejor soprano.

Pero no todo es placer en el Hotel Lanchesmer.
Cuenta la leyenda que cien hombres maduros
con aroma de seis cifras entraron una madrugada
clandestinamente y desaparecieron.

En noches de luna llena
se les oye golpear las puertas
y gritar desesperados que nunca más
volverán a lamer el sexo albino y primerizo
de ninguna Lolita,
que no regarán whisky helado
ni esnifarán comida blanca,
sobre sus pubis rizados, arrogantes y náufragos.

Me han contratado
como contrabandista de contratos
en el hotel Lanchesmer.
A punto estoy de probar la habitación 222.
O de liberar a los maduros inmaduros
que entraron clandestinamente.
To be or not to be. Lanchesmer, 2010.



(Rosas y Lagartijas)





******************************









Sara Toro Ballesteros. (Córdoba, 1984). Soy licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Granada. He participado en el pliego número 8 de la colección Venera promovida por la Casa del Ciprés así como en las antologías Radio Varsovia, Tod@s somos Frida y en las revistas Bar Sovia, Tres orillas y PDA y Juglar. Asimismo, he publicado con La bella Varsovia en Ropopompom y Como yo te amo. He sido premiada en el V Certamen de relato breve de la Universidad de Córdoba y finalista en el I certamen Alea Blanca del café Anaïs. Próximamente apareceré en la antología promovida por Vélez Nieto Jóvenes poetas andaluces le cantan al vino. (Sara Toro por Sara Toro)






Poemas:







A mi enfermera y mis sopladores en Malta.




A mi enfermera y mis sopladores en Malta.



Plancton náufrago a la deriva
la epidermis de mi cuerpo seccionada;
costra fósil, sangre coagulada,
rioja tibio para las aguas vivas.

Las cicatrices que las olas me dejan
supuran como un recuerdo triste
y crónico al que la marea embiste
perforando hasta el eco de las quejas.

Un farol, te prendería en la noche
si fueses Leandro y, por fortuna,
sorteases anémonas y mar

para acallar con besos mis reproches
y aullidos licántropos a la Luna
y suave sobre las heridas soplar.




---------------------------------------




Para Gianni Sarti



Quiero hacer un zumo
con los limones que usas por ojos.
Te torturaré, si es preciso,
con los peores chistes de mi repertorio.
Si no funciona, te recordaré
que en dos semanas tú partes a Italia
para siempre.
Y si me quieres, aunque sea un poco…
recogeré el aljófar que destilas

mejilla

abajo

para servirme un combinado
con el amargor que me dejas.




---------------------------------




El imbécil



Era una criatura detestable
en el plano moral, un ser abyecto,
una abominación lovecraftiana



Luis Alberto de Cuenca



Érase un príncipe batracio,
un convertidor de antiprincesas,
la bacteria en el cetáceo
que no logró digerir a Jonás.

Una complicada tesis doctoral,
una palatal en el sistema de la lengua,
el rey Midas de la decrepitud,
una fosa séptica hecha hombre...

Érase yo, la criatura infame
que lo acogió y amamantó en su lecho.



========================